Noticias


La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple (Christi pauperum Militium Ordo) ayudará a los cristianos de Caramles (Irak) a reconstruir su ciudad tras la derrota del Daesh

La organización de fieles laicos, Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple (Christi pauperum Militium Ordo), aprobada y reconocida canónicamente conforme al Código de Derecho Canónico e inspirada en los ideales, las tradiciones y la Regla de la antigua Orden del Temple; llevará a cabo durante los próximos años un ambicioso programa de colaboración en la reconstrucción de viviendas, dotación sanitaria y educativa para garantizar el regreso de las 800 familias cristianas que huyeron del Daesh de la ciudad iraquí de Caramles. Junto a la congregación religiosa del Instituto del Verbo Encarnado, de reconocida labor humanitaria por los cristianos perseguidos en Siria e Irak, pondrá en marcha diversas iniciativas para recaudar fondos que sirvan para rehabilitar las viviendas de estas familias, que los jóvenes pueda reiniciar su educación y mejorar la atención sanitaria de todos ellos.
Militia Templi – 24/05/18.- La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Militia Templi, centrará todos sus esfuerzos en ayudar a los cristianos de Caramles, ciudad iraquí de mayoría cristiana de la llanura del Nínive, para que las 200 familias que han regresado tras la derrota del Daesh, de las 800 que había antes del horror yihadista, puedan reconstruir sus vidas.
La Militia Templi llevará a cabo actuaciones para colaborar en la reconstrucción en casas dañadas por los saqueos, para lo cual se requiere  una dotación económica de 6000 euros, así como la reconstrucción de viviendas devastadas completamente, para lo cual se requiere un importe de alrededor de  60.000 euros por vivienda; una reconstrucción que es clave para que estas familias puedan regresar y reiniciar sus vidas.
De la misma forma la Militia Templi colaborará en el restablecimiento sanitario de la ciudad, ya que a pesar de que se están reconstruyendo algunos centros sanitarios, la situación sanitaria de estos cristianos es preocupante, la mayoría de ellos son desplazados que se encuentran en campos de refugiados donde sólo se cubren las necesidades mínimas en cuanto a medicamentos, hay personas que por no poder costearse una pequeña operación están muriendo, personas con cáncer que no tienen los cuidados necesarios, incluso en fases en las que todavía son operables con garantías para su vida, y que ven con resignación que esa solución no llegará en ningún momento. Se trata de actuaciones urgentes si queremos salvar la vida de una persona.
La ayuda también alcanzará al ámbito educativo, para que  los niños y niñas puedan volver a la normalidad acudiendo a la escuela,  para lo que es urgente reconstruir los colegios, dotarlos de material escolar, así como de mesas, sillas, etc. y todo lo necesario para que estos jóvenes reinicien su educación.
Para este ingente labor, la Militia Templi ha abierto una línea de colaboración y ayuda con el Instituto del Verbo Encarnado, congregación religiosa dentro de la Iglesia Católica fundada en Argentina en 1984 basada sobre la Regla original de San Ignacio de Loyola, que dentro de su labor misionera ha destacado en los últimos años en sus misiones en Siria e Irak, donde atiende de forma destacadísima a las comunidades cristianas desplazadas y tan duramente castigadas por el fundamentalismo islámico.
  Para llevar a cabo esta ambicioso y urgente programa de ayudas, y con el fin de que la ayuda y donaciones lleguen de la forma más directa y transparente posible, toda persona que desee colaborar podrá hacer su donación en el número de cuenta abajo reseñado, donaciones éstas que se transfieren al Instituto del Verbo Encarnado en Irak para que sean destinadas directamente, y sin ninguna otra intermediación, a los proyectos concretos que se ha comprometido la Militia Templi.
Con el fin de dar una total transparencia al destino de las donaciones, toda persona que lo desee recibirá un justificante del ingreso de su cantidad donada en la cuenta de destino, el cual se le remitirá vía correo electrónico.
Para recaudar el mayor número de fondos para estos proyectos, la Militia Templi organizará en España una serie de actividades como exposiciones, charlas, etc así como informativas de cara a sensibilizar al mayor número de personas de la situación de estos cristianos perseguidos, dando visibilidad a su situación actual y dar testimonio de los sacerdotes, religiosos y religiosas que como verdaderos héroes permanecen al lado de ellos como parte de esa comunidad de cristianos desamparados por los organismos internacionales. Actividades de las que se dará oportuna difusión pública y en las que también se buscará el apoyo y colaboración de otras personas e instituciones, aunque no sean miembros de la Militia Templi.
Recordar que la Militia Templi es una organización de fieles laicos, aprobada y reconocida canónicamente conforme al Código de Derecho Canónico que, inspirada en los ideales, las tradiciones y la Regla de la antigua Orden del Temple, sus miembros ponen en práctica sus ideales para servir a la Iglesia y al prójimo, en este caso a las familias cristianas que tuvieron que huir ante el avance de los  grupos islamistas del DAESH y para que tras su derrota puedan regresar a sus hogares, trabajando para favorecer las condiciones para su regreso.
Como donar: 
 
Hay dos formas:
1ª.- Donación a la cuenta que a continuación se consigna. En la misma se pondrá en concepto“Colaboración Militia Templi”.
Una vez realizada la transferencia bancaria se ruega enviar el comprobante de la misma a la dirección luismontesve.org 
Associazione “Ufficio delle Missioni ONLUS”
Bank: Bcc – Banca Di Credito Cooperativo Di Roma
Bank account number: 006/030275
Iban: IT07 f083 2703 2060 0000 0030 275
Bic: ROMA I TRRXXX
Fil.: Ag. 6
Dirección de Ufficio Dell Missio Onlus: Via Arnaldo Di Colnia, 9
Ciudad: 00126 Acilia (RM).
Nombre del banco beneficiario: Banca Di Credito Cooperativo Di Roma
Dirección: Via Di Saponara, 38- 00125 Roma
Agencia/sucursal: n 6
Ciudad: Roma (Italia)
2º.- Donación a la cuenta de la Militia Templi en España. Con el fin de facilitar la donación, desde esta cuenta se remitirán las donaciones recibidas. Toda persona que desee el justificante del envío a la cuenta anterior nos deberá remitir un correo electrónico con el fin de remitírselo, indicándonos la cantidad donada y la fecha. La Militia Templi lo remitirá directamente facilitando de esta forma la donación.
Concepto: Colaboración reconstrucción Caramles (Irak)
La cuenta se abrirá en breve.

SANTA MISA EN LA SEDE DE LA ORDEN DE LOS POBRES  CABALLEROS DE CRISTO – MILICIA DEL TEMPLE.

Dejamos estas bellas imágenes de la Santa Misa celebrada en la Iglesia de San Juan de Jerusalen del Castillo de la Maggione, sede de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo.

SANTA MISA EN EL CASTILLO DE LA MAGGIONE, SEDE DE LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILICIA DEL TEMPLE.

     Celebración de la Santa Misa en el Castillo de la Maggione (sede de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple) por el joven sacerdote Don Alessio Batti. En estos días, se celebra en la Iglesia románica de San Juan en el Castillo de la Maggione la festividad de Nuestra Señora la Virgen María Reina de la Milicia del Temple, se da la coincidencia dE  que el domingo  13 de mayo, hace 101 años de la primera aparición de Fátima. En estos días en el Castillo de la Maggione, se celebra la Reina de la Milicia del Temple. Hay dos ideas en las que ha incidido  la homilía del Rev P.  Alessio: luchar, incluso si eso significa renunciar a algo todos los días, para que  nuestra voluntad humana se ajuste cada vez más a la de Cristo. Rezarle a Nuestra Señor la Virgen María para que nos ayude todos los días a comprender la voluntad de Dios, incluso cuando nos pide cosas que parecen demasiado pesadas e imposibles de llevar. Siempre está usted, la Reina, quien nos apoya en la lucha y lucha por nosotros para que Cristo pueda realizar plenamente su proyecto. Con la Ascensión, Nuestro Señor asciende al cielo y nos envía el Espíritu Santo para hacernos verdaderos soldados a su servicio.

     En las imágenes destaca la labor de los más jóvenes de la Orden integrados en el grupo Scout que tiene su Sede igualmente en el Castillo de la Maggione.


 

TEMPLARIOS EN HUNGRÍA. ACTO DE NOMBRAMIENTO CAPELLÁN EN LA PRECEPTORÍA DE LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILITIA TEMPLI EN HUNGRÍA

Dejamos unas bellas imágenes del acto mediante el cual se llevó a cabo el nombramiento de nuevo Capellán de la Preceptoría en Hungría de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple en la persona del Rev. Padre Czank Gábor.


 

VIGILIA PASCUAL Y MISA DE RESURRECCIÓN EN EL CASTILLO DE LA MAGGIONE, SEDE DE LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILITIA TEMPLI


 

LA SANTA MISA POR EL RITO TRADICIONAL SE CELEBRA EN ALMERÍA

El próximo domingo 8 de abril, a las 11:30 horas, tendrá lugar en la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación de Almería, Misa Pontifical por la Forma Extraordinaria del Rito Romano, presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Dr. D. Adolfo González Montes, Obispo de la Diócesis.
     Posteriormente, a las 13:30 horas, en el Auditorio Diocesano Juan Pablo II (frente a la Catedral), Monseñor Juan Miguel Ferrer Grenesche, doctor en Liturgia y Deán de la Catedral Primada de Toledo, ofrecerá una conferencia relacionada con la Forma Extraordinaria del Rito Romano.

 

CONMEMORACIÓN DOMINGO DE RAMOS EN EL CASTILLO DE LA MAGGIONE, SEDE DE LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILITIA TEMPLI


 

ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILITIA TEMPLI

Son muchas las personas que nos solicitan información sobre la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Militia Templi, para no ser nosotros los que hagamos una descripción de quienes somos, dejamos este enlace de un  excelente artículo preparado por la Asociación Litúrgica Magníficat de Chile.

http://asociacionliturgicamagnificat.blogspot.com/2018/03/militia-templi-christi-pauperum-militum.html


18 de marzo de 1314: El día que murió en la hoguera Jacques de Molay, último gran maestre templario.

Despunta el alba en la Isla de los Judíos, pero el sol apenas clarea de gris el lúgubre recodo del Sena. Las orillas están a rebosar de rostros curiosos, tanto en el lado del mercado como en el que linda con los jardines del Palacio del Rey. Hay risas, y vino, y putas trabajando bajo los mantos. Porque toda ejecución es un espectáculo y todo espectáculo es una fiesta.

Y toda fiesta tiene un invitado de honor. Este ha pasado la noche en la isla, en una jaula improvisada hecha con maderos. Un niño hubiese podido escapar de ella en cuestión de minutos, pero el despojo balbuceante que los alguaciles sacan de su interior apenas es capaz de tenerse en pie, cuanto ni más huir. Le conducen frente al preboste de París, que aguarda inquieto frente a la pira. Cambia el peso de un pie a otro, incómodo por la humedad y por la tarea ingrata. Cuando desenrolla la sentencia y se la lee al reo, lo hace con voz trémula y ojos esquivos.


-Jacques Bernard de Molay, vigésimo tercer Gran Maestre de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y el Templo de Salomón, conocidos como templarios. Has sido juzgado y hallado culpable por tu propia confesión de los delitos de herejía, idolatría, simonía y blasfemia contra la Santa Cruz. Por ello has sido condenado a morir en la hoguera.

-Fui condenado a cadena perpetua, no a muerte. Y me retracté de esa confesión, obtenida bajo tortura -susurra el anciano.

El preboste mira a Molay con compasión no exenta de culpabilidad. Sabe que la confesión ha sido arrancada de forma cruel. Tras siete años de prisión, el anciano ha quedado reducido a una sombra de lo que fue. Pese a ello, cuando la sentencia se proclamó en firme, Molay fue tan torpe de no aceptarla con la sumisión esperada.

-Rechazasteis la misericordia del rey Felipe proclamándoos inocente cuando ya habíais sido hallado culpable. Añadisteis el pecado de la soberbia a los que ya poseíais. Y os condenasteis a vosotros mismos y a los templarios a la desaparición.

-Ya no existen, mis hermanos ya no existen -replicó el anciano, meneando la cabeza-. Pero la orden vivirá para siempre.

113 caballeros templarios habían sido ya asesinados en la hoguera por los hombres de Felipe. Aquel era el último que quedaba en Francia.

-Es voluntad del rey y de Su Santidad que la Orden sea erradicada, y su nombre sea maldito y caiga en el olvido.

-No le será tan fácil -repuso Molay, tirando torpemente de la túnica deshilachada y mugrienta que era toda su vestidura. La mano huesuda descubrió un hombro escuálido. Allí, cerca del corazón, el anciano había lacerado su carne, dibujando una cruz, la misma que había guiado su espíritu durante los 71 años de su existencia. Había usado el mango de una cuchara hacerlo, afilándolo contra una piedra suelta en la pared de su celda.

El preboste ahogó un quejido de repugnancia al ver aquello. Los bordes irregulares de la herida se habían infectado y estaban llenos de gusanos.

-Felipe y Clemente me matarán, pero no me impedirán morir con la cruz en el lugar donde siempre ha estado -añadió el anciano.

-Sea pues. Morid con la cruz, y que la orden muera con vos -dijo el preboste, haciendo un gesto al verdugo.

El encapuchado arrastró a Molay hasta el poste, alrededor del cual se habían dispuesto haces de madera seca por todas partes excepto donde debían ir los pies del prisionero. Al verlo, el templario pidió al preboste que se acercase.

-Me gustaría morir mirando a Notre Dame.

El preboste dio unas cuantas órdenes, y los guardias cambiaron de sentido los haces de leña a regañadientes. Ataron al anciano al poste, y finalmente colocaron algo más de combustible sobre las canillas blanquecinas y llenas de costrones del viejo guerrero.

El verdugo se acercó entonces al lugar donde apilaba sus enseres, y cogió un cubo donde guardaba paja húmeda. Iba a acercarse a la pira con él, pero el preboste le detuvo.

-Dejad eso.

Read more »

TEMPLARIOS EN ESPAÑA. No puede existir Oriente Medio sin cristianos, dice Secretario de Estado Vaticano.

 El Coliseo de Roma, palco de martirios de millares de cristianos al inicio del cristianismo, fue escogido como un símbolo para que se venza la indiferencia delante de la nueva persecución religiosa que se ha propagado en los últimos tiempos.

En la noche de sábado (24/02) el Anfiteatro Flávio, también denominado Coliseo, fue todo iluminado de rojo, para recordar la sangre derramada por millares y millares de mártires que antes tiñeron de este color su arena, en una iniciativa promovida por la Asociación Ayuda a la Iglesia que Sufre.

Esta iniciativa fue dedicada a los cristianos discriminados en el mundo por causa de su fe, a los mártires, en particular, en Siria e Irak.

Por eso, una iniciativa semejante hizo que también la Iglesia de San Pablo, en Mosul, en Irak, fuese colorida de rojo. Esta Iglesia fue recientemente liberada de una ocupación perpetrada por el autoproclamado Estado Islámico, que había expulsado toda la población cristiana de la ciudad, además de ocupar también la catedral de Santo Elías, en Aleppo, ciudad padece de los flagelos de la guerra que hace siete años devasta a Siria.

Papa Francisco, Saludo y Proximidad

El Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin estuvo en la manifestación en el Coliseo llevando el saludo y la proximidad del Papa a todos aquellos que en el mundo se unieron este sábado para recordar a los cristianos perseguidos.

El Secretario de Estado resaltó en su pronunciamiento el “silencio”, la “indiferencia”, la “inercia” del mundo delante de los sufrimientos físicos y morales de los nuevos mártires perseguidos por causa de su fe.

Hoy, como en los primeros siglos, dijo Parolin recordando palabras del Papa, la “Iglesia es iglesia de los mártires y el anfiteatro Flavio nos recuerda eso”.

“Esta noche recordamos todas las víctimas del odio”, y también todos aquellos que son privados de la “libertad religiosa”, destacó el Cardenal.


Read more »