Bienvenidos


 

Pobres caballeros de Cristo

“….quienquiera que seas, Caballero de Cristo que eliges un modo de vida tan santo, tienes que aplicar a tu profesión una atención pura y una firme perseverancia: la misma es reconocida por Dios como digna, santa y sublime hasta el punto que, si viene siendo observada con decisión, conllevará como premio la gracia de formar parte de los Caballeros que dieron por Cristo su alma”. A lo largo de nuestra historia, hemos trabajado muy duro para hacer feliz a todos aquellos que lo tienen un poco más difícil, siempre desde la humildad y mirando a los ojos del que tenemos enfrente.

LA ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO – MILICIA DEL TEMPLO

La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo – Milicia del Temple, es de tradición católica laica y monástico – militar, fijando su objetivo en la salvación del alma y la participación en la realización del Reino de Cristo en la tierra a través de la estricta observancia de su regla:

– Aprovecha las virtudes caballerescas;

– Se inspira en los ideales, las tradiciones y la Regla de la antigua Orden del Templo sin falsas reclamaciones históricas sobre su descendencia.

– Que encuentra su fuerza en la mística y la espiritualidad de San Bernardo de Claraval y, en particular en su “Liber ad milites Templi de laude novae militiae” el tratado “De praecepto et dispensatione”;

– Que defiende y propaga los valores humanos y cristianos tradicionales;

– Que pone en práctica sus ideales para servir a la Iglesia y al prójimo, en obediencia filial al Romano Pontífice y a los obispos en comunión con él;

– Admite miembros tanto solteros como casados.

La Milicia del Temple – Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, se encuentra reconocida canónicamente como asociación privada de fieles de derecho diocesano conforme a los artículos 298, 299, 312, 321, 322 y 323 del Código de Derecho Canónico, siendo aprobadas igualmente sus Constituciones y recibido su apostolado en varias Diócesis de todo el mundo.

COMO FORMAR PARTE DE LA MILICIA DEL TEMPLE – ORDEN DE LOS POBRES CABALLEROS DE CRISTO

Aprobada por la Santa Iglesia Católica, la Milicia del Temple – Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, se complace en recibir a hombres y mujeres católicos. Por tal motivo, pedimos que cuando se pongan con nosotros en contacto por primera vez, incluyan los siguientes detalles: Su nombre y apellidos, localidad y provincia donde residen, parroquia a la que pertenecen, edad, si conoce a algún caballero o dama personalmente y si no, como se enteró de nosotros. No buscamos en este primer contacto una biografía completa, pero si un pequeño perfil a través del cual comenzar el proceso para tener en consideración su petición de unirse a nosotros.

Contactos

Para ponerse en contacto con nosotros puede escribirnos a cualquiera de los siguientes e-mails:
infomilitiatempli@gmail.com
espana@ordo-militiae-templi.org

Templarios en la Peninsula

Los Caballeros del Temple nacieron con la finalidad de proteger a los peregrinos que visitaban Tierra Santa, pero pronto su influencia se extendió por todo el mundo cristiano. A diferencia de lo que ocurrió en otros reinos europeos los caballeros del Temple encontraron en nuestra península Ibérica un escenario no muy distinto al de las lejanas tierras de Ultramar.